“El movimiento por la independencia es cosa de la burguesía”

Falso.

El 80% de población de Catalunya —y, por tanto, gran parte de la gente trabajadora y de las clases populares— defiende el derecho a decidir en un referéndum.

Este 80% incluye a personas que defienden el status quo y otras que quieren una relación federal con el Estado español, pero la mayoría es partidaria de la independencia.

Los individuos y grupos a favor de la independencia se caracterizan por la transversalidad social. Incluyen a agricultores, bomberos, estibadores, educadores, profesores, y a muchos otros colectivos. Estas personas han demostrado su apoyo a la independencia en las grandes manifestaciones y, sobre todo, en las urnas.

En cambio, la gran burguesía catalana se encuentra a gusto en el Estado español. Las grandes organizaciones empresariales de Catalunya —como Fomento del Trabajo o el Círculo de Economía— rechazan la independencia e incluso se opusieron al referéndum. Fomento del Trabajo tachó la ley del referéndum de “golpe de Estado jurídico”.

Debido a esta actitud, dos mil empresas se aprovecharon de las medidas especiales introducidas por el PP para animarlos a trasladar su sede oficial fuera de Catalunya, ante la “amenaza” de la independencia. (No hace falta decir que el PP, con su defensa de la “España, una y indivisible”, sí que representa a la burguesía española.)

FAQs  
 

Esta entrada también está disponible en: English Français Català

Facebook