“Si la lucha por la independencia fuese progresista, la izquierda española le daría su apoyo”

La izquierda española tiene una historia digna en el terreno de la solidaridad internacional y la defensa de los derechos de los pueblos: buenos ejemplos son el apoyo a los movimientos populares en América latina y la movilización contra las guerras en Oriente medio. Pero tristemente, con algunas excepciones dignas, no aplica los mismos criterios al caso catalán.

No es un problema nuevo ni aislado. Gran parte de la izquierda francesa dio la espalda al movimiento independentista de Argelia, y la mayoría de la izquierda británica nunca se solidarizó con el movimiento republicano irlandés.

Es evidente que a los partidos de la izquierda española les cuesta más apoyar una lucha cercana, que afecta directamente al mismo estado donde viven y donde quieren ganar votos, que a un pueblo lejano. Tienen problemas cuando se pone en duda la propia concepción del país donde viven. La lucha por la república catalana plantea la pregunta: “¿qué es España?”.

Tarde o temprano tendrán que reconocer que el asalto del gobierno español contra los derechos democráticos de autodeterminación del pueblo de Catalunya acabará perjudicando a todas las fuerzas progresistas del Estado.

FAQs  
 

Esta entrada también está disponible en: English Français Català

Facebook