“El referéndum no es constitucional”

Los partidos unionistas insisten: “no depende de nosotros, el derecho a decidir no tiene cabida en la Constitución española”. Pero ellos mismos desmontaron este argumento definitivamente en 2011. En verano de 2011, el gobierno del PSOE, siendo presidente José Luis Rodríguez Zapatero, acordó con el PP enmendar la Constitución española, en tiempo record y sin referéndum.

La enmienda se hizo para cumplir con la exigencia de la Unión Europea —representada entonces por Angela Merkel y Nicolás Sarkozy— de incorporar la estabilidad presupuestaria en la Constitución española. Grabaron en piedra la austeridad para todas las instituciones del Estado español, desde el gobierno central, pasando por los gobiernos autonómicos, hasta los ayuntamientos.

Dejando de lado que el “déficit cero” es un elemento de fe neoliberal y muy dudoso como estrategia de gobierno, confirmaron lo que ya se sabía; que cuando hay voluntad de enmendar la Constitución, se puede hacer. El argumento constitucionalista es una excusa, no un motivo real.

Es más, 600 juristas de Catalunya —incluyendo a Mercè Barceló, Catedrática de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Barcelona y Enoch Albertí Rovira, Catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad de Barcelona — firmaron un manifiesto en el que afirman que el referéndum sí tiene cabida en la Constitución española vigente. De nuevo, no es un problema legal o constitucional, sino político.

FAQs  
 

Esta entrada también está disponible en: English Français Català

Facebook