“Catalunya no quiere ser solidaria con las comunidades menos desarrolladas económicamente”

Algunos sectores del movimiento soberanista catalán se centran en las cuestiones fiscales y se quejan de que “pagamos demasiado a Madrid”. Pero la crítica va dirigida al gobierno español y no (quitando a una pequeña franja de derechas, nada representativa) contra la gente de Andalucía o Extremadura. En estas comunidades el PIB per cápita es la mitad del de Madrid. Esta desigualdad no ha cambiado mucho en los últimos 20 años. Es obvio que el gobierno español no dedica los impuestos de la solidaridad en inversiones para mejorar la situación económica de las otras autonomías.

De hecho, los sectores que impiden las medidas que traerían una mejora en Andalucía y Extremadura —la reforma agraria, el desarrollo económico, la justicia social…— son los mismos que niegan el derecho a decidir de Catalunya. Y las fuerzas que quieren un cambio real en el sur —como el Sindicato Andaluz de Trabajadores/as— también se solidarizan con los derechos democráticos de Catalunya.

FAQs  
 

Esta entrada también está disponible en: English Français Català

Facebook