“¿Por qué quieren la independencia? No significa gran cosa en el mundo globalizado”

Con todas sus limitaciones, los estados nacionales siguen teniendo cierta capacidad para incidir. Es evidente que los enemigos de la independencia se oponen a perder una parte del Estado español y aún menos aceptarían su liquidación. ¿Por qué será, si los estados ya no pintan nada?

A pesar de la repartición de las competencias a las comunidades autónomas, aún hay muchas cosas que se controlan desde Madrid. Por mucha globalización que haya, es el gobierno central el que decide dónde invertir en infraestructuras y en muchas otras cosas. Y lo hace desde una visión centralista, no en función de las necesidades de la gente en los diferentes territorios. Un ejemplo muy claro, los vecinos y vecinas de Murcia celebran protestas diarias desde hace más de seis meses, pidiendo que la nueva línea del AVE que atravesará su ciudad esté bajo tierra, como en muchas otras ciudades, en vez de ir a nivel de tierra, dividiéndola en dos.

El derecho a decidir incluye las decisiones sobre la propia vida económica y también social.

En todo caso, todo el mundo es libre de teorizar sobre los estados naciones y la globalización, pero la decisión sobre la independencia de Catalunya le corresponde a la gente que vive allá, no a unos cuantos teóricos.

FAQs  
 

Esta entrada también está disponible en: English Français Català

Facebook